Te presento el Sistema de “Crianza A.R.E.C.A.”, basado en 5 Pilares para una Crianza con Amor Incondicional, que te servirán de guía para criar, educar y acompañar a tus hijs a lo largo de todas las etapas de su desarrollo, cualquiera que sea su edad.

 

A.R.E.C.A. 5 Pilares Clave para una Crianza Con Amor Incondicional.

Como madres, durante la crianza buscamos en multitud de ocasiones técnicas y herramientas externas a nosotras para aplicar con nuestros hijs. Sin embargo, la herramienta somos nosotras, «las madres». Estamos llamadas a ser instrumentos de amor.

Cuando reciben AMOR, se sienten querids y merecedors de amor. Cubriéndose sus dos necesidades primarias de seguridad y amor.

La crianza basada en Amor Incondicional (aceptación, respeto, empatía, coherencia, amabilidad y acompañamiento) garantiza que nuestrs hijs crezcan sans y equilibrads. Potenciando el desarrollo de una sana autoestima.

 

ACEPTACIÓN

A de ACEPTACIÓN, 1er. Pilar Clave para Criar Hijs con Amor Incondicional.

Aceptar que nuestrs hijs son niñs, que no son adultos en proceso. Aceptar que son ante todo personas.

RESPETO

R de RESPETO, 2do. Pilar Clave para una Crianza con Amor Incondicional.

Respetar que nuestrs hijs es únics, especial, con su propia personalidad y necesidades. Respetar su mundo de niñs.

EMPATÍA

E de EMPATÍA, 3er. Pilar Clave para una Crianza con Amor incondicional.

La Empatía requiere de escucha activa, no para responder, no para dar soluciones. Se trata de escuchar a nuestros hijs para comprenderls desde el corazón, sin interrupciones y sin juicios.

Sustituir la Paciencia por la construcción de la comprensión desde el corazón.

 

COHERENCIA

C de COHERENCIA, 4to Pilar Clave para una Crianza con Amor incondicional.

¿Eres ejemplo o advertencia para tus hijs? Aporta a tus hijs emplo, además de en valores, de gestión emocional, en especial de aquellas emociones llamadas «negativas»: frustración, enfado, tristeza, miedo, culpa,…

AMABILIDAD

A de AMABILIDAD, el 5to. Pilar para una Crianza con Amor incondicional.

Ser amables con nuestrs hijs. Utilizar las palabras con un tono dulce, tierno, amoroso, respetuoso. Emplear gestos suaves, afables,… Que nuestrs hijs no teman el cómo nos dirijimos a ells.

Recuerda, si eres amable con desconocids, compañers o jefs que no te caen bien ¿por qué gritar o reprochar a tu hij? ¿A caso no merece un trato amable y respetuoso?